fbpx
✔️ 10 TRASTORNOS culturales INCREIBLES: Amok, Dhat, Koro, Pibloktoq, Pa-leng, Wendigo, Ufufuyane,…

Los seres humanos tenemos muchas similitudes y muchas diferencias, sobre todo en lo relativo a lo cultural. Esto no solo tiene una repercusión en nuestro carácter y personalidad, sino que también afecta a la psicopatología de los miembros de una determinada cultura. Es decir, que existen trastornos que son específicos de una determinada cultura. Hoy en nuestro blog vamos a conocer 10 trastornos específicos de diferentes culturas que nos van a sorprender. 

El primero de los trastornos culturales que vamos a ver ocurre mayoritariamente en el país asiático de Malasia y se llama el síndrome de Amok

En el síndrome de Amok lo que ocurre es que, sin causa aparente, la persona bruscamente se comporta de manera destructiva u homicida llegando a destruir todo lo que encuentra a su paso, hiriendo o incluso matando a otras personas. El episodio suele concluir con amnesia de todo lo ocurrido. Es decir, la persona no recuerda lo que ha llegado a hacer. Si la persona no tiene esta amnesia, suele suicidarse. Esto nos indica que la amnesia tiene un componente disociativo de mecanismo de defensa de nuestra conciencia y si este mecanismo de defensa no aparece o no funciona totalmente la persona no puede soportar lo que ha hecho y opta por el suicidio. 

El segundo es el síndrome de Dhat, también conocido como “en busca del semen perdido”

Es un síndrome donde la persona que lo padece tiene ansiedad, problemas somáticos y fatiga relacionada con el miedo a perder el semen o a pensar que está segregando semen a distancia en otras mujeres. Los afectados creen que pierden demasiado esperma y que por ello su virilidad se verá reducida. La sensación de malestar y angustia va in crescendo. Tanto es así que evitan incluso orinar. 

Este síndrome se produce en todo el sudeste asiático, especialmente en los países de China e India. Los investigadores de este síndrome creen que la raíz de este síndrome se encuentra en algunas antiguas creencias provenientes de la Ayurveda (un antiguo sistema de medicina tradicional originado en la India). La Ayurveda considera el semen como el fluido más valioso que tiene el hombre y su pérdida es considerada como una falta de energía en el individuo. Esto influye en algunas personas hasta el punto de desarrollar el síndrome de Dhat. 

El tercer delirio también aparece en el sudeste asiático, especialmente en China e India. Hablamos ahora del síndrome de Koro. Los hombres sienten pánico a que los genitales se reduzcan o se retraigan y que, en última instancia, acaben por desaparecer en el abdomen. La preocupación de las mujeres se centra en la retracción y desaparición de los labios mayores, los pezones y los senos.

El cuarto delirio que vamos a ver es el síndrome de Pibloktoq o la histeria del ártico. Solo se produce en la población esquimal del ártico, en especial en Groenlandia, y ocurre en mayor medida en mujeres esquimales de las sociedades inuit. Este síndrome comienza con síntomas como fatiga, depresión o confusión seguidos de comportamientos disruptivos como desnudarse, correr sin sentido, autolesionarse, proferir insultos o coprofagia (que es comer excrementos). En definitiva, comportamientos muy destructivos que parecen ocurrir sin causa aparente. Cuando finalizan estos ataques suelen tener amnesia del episodio como ocurre con el síndrome de Amok. Según algunas investigaciones este síndrome aparece en mayor medida en invierno y puede estar causado por la represión a la que son sometidas las mujeres de estas etnias. 

 

Estamos ya en la mitad de la tabla y nos vamos a Taiwán y algunas zonas del sudeste asiático. Aquí encontramos con frecuencia otro trastorno llamativo: el denominado Pa-leng o frigofobia que es un miedo obsesivo al frío y al viento. En este trastorno se llega a creer que el frío o el viento producirán impotencia, fatiga o incluso la muerte. 

Ahora viajamos al nordeste americano. En las tribus aborígenes de Canadá existe la psicosis del Windigo. Los que sufren este trastorno comienzan a manifestar una obsesión por el canibalismo. El síndrome se caracteriza por delirios de ser poseído por un monstruo carnívoro (el windigo) y se manifiesta en síntomas que incluyen depresión, violencia, un deseo compulsivo de carne humana y, a veces, canibalismo real. Los pacientes desarrollan un deseo insaciable de comer carne humana, incluso cuando otras fuentes de alimentos están disponibles, aunque es más frecuente previo a una hambruna. Se acompaña de sentimientos homicidas o suicidas. 

Uno de los casos más famosos de psicosis de Windigo involucró a un canadiense llamado Swift Runner. Swift Runner, perdió su trabajo debido a sus problemas con el alcohol. Se marchó del pueblo y se internó en el bosque con su familia y luego de un tiempo retornó diciendo que sus cinco hijos habían muerto de hambre y que su esposa se había suicidado. La policía no creyó su historia porque Swift Runner pesaba más de noventa kilos y no tenía indicios de haber pasado hambre. Tras varios interrogatorios, confesó su crimen. Fue ahorcado el 20 de diciembre de 1879.

El séptimo síndrome es Uqamairineg que lo padecen los esquimales del ártico. En este trastorno existe una parálisis repentina asociada a estados del sueño, acompañada de ansiedad y agitación por la pérdida del alma o por la posesión de algún espíritu. Aunque la causa no es la misma, el tipo de parálisis es muy parecido al de los episodios asociados a la narcolepsia-cataplexia. Os dejamos aquí una tarjeta que habla de la cataplexia por si queréis profundizar un poco más. 

El octavo es el Ufufuyane o Saka, que es un trastorno típico en los países africanos de Kenia y Sudáfrica. Se caracteriza por episodios de ansiedad y angustia atribuidos a pociones mágicas o hechizos de enamorados que han sido rechazados. Las personas que lo padecen lloran, dan alaridos, hablan lenguajes desconocidos (neologismos), presentan repentinas parálisis de todo el cuerpo, convulsiones o estados de estupor. 

El noveno se da en grupos caribeños y en EEUU. Es el trastorno llamado Fallo o desconexión temporal. Aquí la persona colapsa súbitamente y, aún teniendo los ojos abiertos, no ve ni puede moverse, pero si puede oír y comprender lo que está ocurriendo a su alrededor. En nuestra cultura es lo que llamamos un trastorno de conversión. 

Y por último la reacción psicótica de Qi-Jong que se produce en China. El Qi-Gong o Chi Kung es un conjunto de técnicas de la medicina tradicional china que tiene tres objetivos principales: normalizar el cuerpo a través de la relajación, regular la respiración hasta que ésta sea relajada, constante y sosegada y por último, regular la mente. Intentan seguir la doctrina de Confucio “Primero debes estar tranquilo; luego, tu mente podrá estar serena. Una vez que tu mente esté serena, estarás en paz. Sólo cuando estés en paz, serás capaz de pensar y progresar finalmente”.

Los cambios psicológicos que origina la técnica del Qi-Gong consisten en sensaciones placenteras de calor o frescor, relajación y adormecimiento con sensación de estar flotando. Éstas alteraciones suelen ser transitorias y se desvanecen cuando termina el ejercicio. Pero hay personas que desencadenan un episodio psicótico en el que se ven síntomas típicos de la esquizofrenia con alteraciones en el pensamiento o la percepción, teniendo alucinaciones auditivas o visuales. 

Si conocéis más datos de alguno de estos trastornos o descubrís algún trastorno que no tengamos en esta lista, por favor, contádnoslo en los comentarios de este blog para que juntos podamos ampliar la información todo lo posible.

Y hasta aquí este blog. Puedes ver el vídeo que publicamos en YouTube referente a este tema. 

Si necesitas asistencia psicológica soy Psicólogo en Valencia (España) y también soy Psicólogo online. Puedes solicitar una cita a través de esta web mediante el formulario de contacto

Comparte este blog en tus redes sociales

Gracias por tu colaboración :)

Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte30/09/2021 Publicado enBlog
¡Hola PSYCOlógicos! Seguramente que en... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte28/02/2021 Publicado enBlog
¡Hola PSYCOlógicos! En los últimos... seguir leyendo »
Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte25/02/2021 Publicado enBlog
¡Hola PSYCOlógicos! Existen personas que... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porRaquel F. Renedo17/01/2021 Publicado enBlog
Los 5 LENGUAJES del AMOR:... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porPSYCOlógicaMENTE01/01/2021 Publicado enBlog
¡¡Feliz Año Nuevo 2021!! Os... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Hola, PSYCOlógicos, ¿Cuántas veces comenzamos... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porPSYCOlógicaMENTE25/12/2020 Publicado enBlog
En esta Navidad 🎄 somos... seguir leyendo »
"El éxito me ha llevado al Psicólogo"
Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte05/11/2020 Publicado enBlog
No solo los acontecimientos negativos... seguir leyendo »
1 2
PSYCOlógicaMENTE · Psicoterapia para tu bienestar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Abrir chat
1
¡Hola!
¿En que podemos ayudarle?