fbpx
✔️ ANSIEDAD y MAGNESIO · Cómo afecta el nivel de MAGNESIO a nuestros SISTEMAS NERVIOSO y MUSCULAR ·

El magnesio es un mineral fundamental para nuestro organismo, sobre todo para nuestro sistema nervioso. En este blog os voy a escribir sobre el magnesio, de por qué es tan importante este mineral para nuestra salud, de los síntomas que provoca el déficit de magnesio, de cómo afecta a nuestro sistema nervioso hasta el punto de llegar a provocar o mantener estados depresivos o de ansiedad y de cómo podemos solucionar el déficit de magnesio para lograr un estado óptimo de salud. 

El magnesio es un nutriente esencial que escasea de forma notable en nuestro actual estilo de vida. Se calcula que alrededor del 70% de la población occidental presenta un déficit de magnesio. 

 

El magnesio es un macromineral que lleva a cabo más de 600 funciones metabólicas. También actúa como protector cerebral y en los potenciales de acción neuronales por lo cual es fundamental en el aprendizaje, en la memoria, en el restablecimiento del potencial de membrana y en la formación de neurotransmisores cerebrales. 

Sus beneficios para mejorar los estados crónicos de estrés y ansiedad son tan positivos que muchos científicos lo llaman ya “el Valium de la naturaleza”. Yo mismo en la consulta recomiendo muchas veces incluir magnesio en la dieta y, así, hemos conseguido potenciar los efectos positivos de la terapia, acortando el tiempo de recuperación.

Este mineral tan fundamental para nuestra vida es, sin embargo, muy fácilmente excretable, sobre todo en periodos de estrés. También consumen rápidamente sus reservas de magnesio los deportistas de alto nivel porque, a nivel muscular, el magnesio participa en las funciones de relajación y contracción de los músculos. Su escasez provoca muchos síntomas negativos y lesiones, como veremos a lo largo del vídeo.

Pero… si es tan necesario, por qué el magnesio está carente, sobre todo, en nuestra cultura occidental. La razón es simple, nuestras tierras de cultivo se reponen con abonos que contienen fósforo, nitrógeno y potasio, pero no magnesio. Esto, unido a la sobreexplotación que han sufrido los campos en las últimas décadas, ha hecho que en los vegetales llamados “verdes” no haya magnesio suficiente. Así que, por mucha cantidad que queramos consumir este tipo de alimentos no alcanzaremos los niveles de magnesio necesarios para nuestro organismo. 

Los principales síntomas de un déficit de magnesio son:

 

  1. Tensión muscular: ya hemos visto que una de las funciones del magnesio es la relajación y contracción muscular, por lo tanto cuando existe un déficit de magnesio son más frecuentes las contracturas, los desgarros, los calambres musculares, y también los espasmos, como por ejemplo las típicas sacudidas que nos ocurren mientras dormimos. 
  1. Falta de energía: al faltarnos magnesio notamos agotamiento, sobre todo cuando nos levantamos por la mañana. Es frecuente tener la sensación de no haber repuesto las energías durante el sueño. 
  1. Tics involuntarios: al tener un déficit de magnesio fallan las transmisiones eléctricas de nuestros nervios y pueden comenzar a moverse por sí solos un párpado o un dedo. Una analogía de este fenómeno lo encontramos en la electricidad de una bombilla, por ejemplo: si el cable de cobre está algo pelado o no hay buena transmisión, la bombilla parpadea porque no le llega suficiente electricidad para tener un brillo constante. 
  1. Reflujo y estreñimiento: la motilidad gastrointestinal no funciona correctamente porque el magnesio es el encargado de la tensión y relajación muscular del estómago. Al faltar magnesio, el estómago provoca una especie de espasmos al tratar de recuperar una correcta motilidad, es entonces cuando hace que suba la comida hacia la garganta y notemos el reflujo. Esto también nos provoca estreñimiento, pues los músculos de los intestinos no funcionan adecuadamente y no desplazan las heces correctamente. Con este mismo argumento, también explicamos otro síntoma común: la sensación de tener un nudo en la garganta que hace que nos cueste tragar cuando estamos comiendo.
  1. Otros síntomas muy comunes de la falta de magnesio son: los dolores de cabeza, la hipertensión y los hormigueos en los dedos llamados parestesias, que son también un síntoma típico de la ansiedad, como vimos en el vídeo: SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD.

¿Por qué la carencia de magnesio está asociada a los estados de ansiedad y depresión?

 

La evidencia clínica y la experimental nos demuestran que un déficit crónico y grave de magnesio puede causar numerosos problemas neurológicos, tales como hiperexcitabilidad, convulsiones y síntomas psiquiátricos que van desde la apatía hasta la psicosis.

El neurocientífico Guosong Liu, de la Universidad Tsinghua de Pekín, es uno de los mayores expertos en el estudio de la relación existente entre el magnesio y nuestra salud cognitiva y emocional. Sus investigaciones son sin duda apasionantes y muy ilustrativas. Veamos algunas de sus conclusiones:

En primer lugar, se ha descubierto que el magnesio reduce el estrés y la ansiedad al estimular los receptores GABA del cerebro. El GABA (ácido gamma-aminobutírico) es un neurotransmisor que actúa como relajante de la actividad cerebral. Si este compuesto tiene una actividad baja, el cerebro queda suspendido en una “hiperactividad» constante. 

Cuando el GABA no actúa como debe, aumenta nuestra preocupación, tenemos pensamientos obsesivos, nos despertamos de pronto en medio de la noche con el corazón acelerado y poco a poco, caemos en la desesperante espiral de la ansiedad Estos procesos son muy desgastantes y el magnesio puede ayudar a regularlos.

En segundo lugar, se ha demostrado que el magnesio reduce la liberación del cortisol, la hormona del estrés. Además, actúa como neuroprotector evitando que el cortisol llegue hasta el cerebro.

El cortisol es uno de los disparadores más peligrosos de la ansiedad porque es el encargado de provocar por ejemplo la clásica confusión mental, esa incapacidad para concentrarnos, para razonar con claridad, para ser ágiles en nuestra memoria y rápidos en nuestras reacciones.

En tercer lugar, se ha descubierto que el magnesio mejora nuestro ánimo porque se encarga de producir un nivel adecuado de serotonina. 

La serotonina es una hormona que funciona también como neurotransmisor y que se encarga de regular nuestro estado de ánimo. Un nivel bajo de serotonina es frecuente en la aparición de los estados depresivos. Por lo tanto, si mantenemos una buena producción de serotonina tenemos más posibilidades de afrontar nuestro día a día con mayor energía y optimismo. 

En resumen, el magnesio es un gran aliado en nuestra salud mental y puede ayudarnos a incrementar y acelerar los resultados de las estrategias clínicas y terapéuticas recomendadas por los especialistas.

El magnesio es esencial pero no hay que caer en el error de pensar que es la causa de algún trastorno de ansiedad o de ánimo. Lo más habitual es que sean el estrés y la ansiedad los causantes del déficit de magnesio y no al revés. Los estados de estrés prolongados consumen más magnesio del que podemos reponer por la carencia en nuestra dieta, esta falta de magnesio provoca una mayor intensidad de los síntomas de ansiedad. 

Sin embargo, el magnesio no es la panacea. Tomar suplementos a base de este componente no hará que nuestro trastorno de ansiedad se resuelva en pocos días, ni que se remita el insomnio o ni que nuestra agilidad cognitiva se triplique. El magnesio es nada más y nada menos que un modulador y un potenciador de la buena salud, en especial, de la salud neurológica. 

Como siempre os sugerimos, utilizad los comentarios de este blog para contarnos cualquier información sobre el magnesio que consideréis oportuna. Juntos aprendemos y ampliamos la información para ayudar al mayor número de personas posible.

¿Cuáles son los mejores alimentos que nos ayudan a mantener altas nuestras reservas de magnesio?

Las almendras, las avellanas, el germen de trigo, la soja en grano, los cacahuetes, los garbanzos, las judías blancas, los pistachos y el chocolate son los alimentos que contienen más magnesio.

Aún incluyendo estos alimentos en nuestra dieta de forma habitual, recomiendo tomar algún suplemento de magnesio. Pero antes de hacerlo, sobre todo si tienes problemas renales, consulta a tu médico o farmacéutico para que te informen de las posibles contraindicaciones del magnesio. 

Y hasta aquí este blog. Puedes ver el vídeo que publicamos en YouTube referente a este tema. 

Si necesitas asistencia psicológica soy Psicólogo en Valencia (España) y también soy Psicólogo online. Puedes solicitar una cita a través de esta web mediante el formulario de contacto

Comparte este blog en tus redes sociales

Gracias por tu colaboración :)

Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte30/09/2021 Publicado enBlog
¡Hola PSYCOlógicos! Seguramente que en... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte28/02/2021 Publicado enBlog
¡Hola PSYCOlógicos! En los últimos... seguir leyendo »
Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte25/02/2021 Publicado enBlog
¡Hola PSYCOlógicos! Existen personas que... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porRaquel F. Renedo17/01/2021 Publicado enBlog
Los 5 LENGUAJES del AMOR:... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porPSYCOlógicaMENTE01/01/2021 Publicado enBlog
¡¡Feliz Año Nuevo 2021!! Os... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Hola, PSYCOlógicos, ¿Cuántas veces comenzamos... seguir leyendo »
PSYCOlógicaMENTE
Publicado porPSYCOlógicaMENTE25/12/2020 Publicado enBlog
En esta Navidad 🎄 somos... seguir leyendo »
"El éxito me ha llevado al Psicólogo"
Publicado porJuan Carlos Bonis Alarte05/11/2020 Publicado enBlog
No solo los acontecimientos negativos... seguir leyendo »
1 2
PSYCOlógicaMENTE · Psicoterapia para tu bienestar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Abrir chat
1
¡Hola!
¿En que podemos ayudarle?